¿Tienes con tus amigos una fiesta en la que acabaréis como Las Grecas? Os vendrá muy bien el kit anti-resaca. El regalo perfecto para el amigo invisible.
Pequeño Placer: Recordar con tus amigos las míticas anécdotas que habéis liado.