Compararse con los demás es la forma más fácil y rápida de joderse la vida

“La vida que los hombres elogian y consideran lograda no es sino una de las posibles. ¿Por qué exagerar su importancia en detrimento de otras?” (Thoreau)

Tengo esta frase en la primera página de la agenda desde hace varios años para recordarme seguir mi propio camino, sin pensar en los demás.

Compararse con los demás es la forma más fácil y rápida de joderse la vida - Blog Pequeños Placeres

Hace unas semanas, una compañera de la universidad nos hizo un pedido a la tienda sin saber que yo formaba parte de Pequeños Placeres y le envié una nota en la que le explicaba que había tomado, al igual que ella, un camino diferente al que había pensado cuando decidí estudiar Educación Especial.

Sinceramente, me da pánico hablar con mis compañeras de carrera, sé que es una gilipollez haber perdido el contacto pero, en cierta medida, tengo miedo a compararme con ellas y ver dónde han llegado en el ámbito educativo. Esto es algo muy personal pero creo que todas, en algún momento, huimos de determinadas situaciones y luego no sabemos volver.

El miedo a la crítica

Es triste avergonzarse de ser quién eres ahora, porque cada persona evoluciona y toma decisiones que la llevan a estar donde está pero sentir que no respondes a las expectativas de los demás pesa mucho.

Precisamente siendo maestra de especial debería saber que no todo el mundo funciona de la misma manera y lo que para unos es apropiado, para otros no. ¿Hay unos empleos más válidos que otros? ¿Es más feliz el que trabaja en un puesto de responsabilidad 14 horas al día y cobrando una pasta o el que tiene un trabajo que le da para vivir y puede estar con su familia?

El respeto a los valores de cada uno

Cada cual que piense lo que quiera, nosotros tenemos claro que los trabajos deberían decidirse por la felicidad que proporcionan en lugar de por el sueldo o el reconocimiento social (siempre dentro de unas condiciones laborales dignas).

Creemos que lo más sano es vivir la vida según tus valores, pararte a pensar quien quieres ser y por qué te gustaría que te recordasen. Nos han educado para ser los mejores en todo, para sobresalir por nuestros méritos, para ganar más dinero que otros. A nadie en su casa le decían que tenía que ser el más generoso o el que más disfrutara haciendo las cosas.

Esta competitividad nos hace infelices, nunca tendremos lo que deberíamos tener en base a nuestro esfuerzo, otros siempre tendrán más y serán mejores.

Busca tu felicidad, no la de los demás

Por experiencia os digo que compararse con los demás es la forma más fácil y rápida de joderse la vida. Genera malestar e inseguridad y no sirve de nada.

Afortunadamente, la edad y el aprendizaje te van dando perspectiva y te ayudan a ser honesta contigo misma para encontrar tu rumbo y tu propia forma de ser feliz.

Laura, CEO de Pequeños Placeres.

Compararse con los demás es la forma más fácil y rápida de joderse la vida - Blog Pequeños Placeres

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.