Feliz día del libro

Los pequeños placeres son esas acciones, gestos y detalles que nos hacen gozar y sentirnos especiales durante unos segundos y en los que, en ocasiones, ni siquiera reparamos. Los pequeños placeres forman parte de nuestro día a día, la gracia está en saber identificarlos, disfrutarlos y atesorarlos. Puede ser una sonrisa en el autobús, un rayo de sol al salir de trabajo o la llamada inesperada de un amigo. La vida es mucho más divertida si agradecemos este tipo de detalles y entendemos que lo cotidiano también puede hacernos felices, porque entonces ¡LA FELICIDAD ESTÁ EN TODAS PARTES!

Libro Pequeños Placeres. La felicidad está en todas partes

Abre los sentidos

A diario nos llegan cientos de estímulos placenteros que nos pasan desapercibidos porque estamos despistados o pendientes de otra cosa. Por ello, es importante estar despiertos y abrir nuestros sentidos para no perdernos nada. Detente a escuchar los sonidos que te rodean, mira a tu alrededor cuando vayas por la calle, huele los espacios en los que estés, saborea la comida y toca las superficies con las yemas de los dedos para sentirlas mejor.

No hagas siempre lo mismo

Introducir cambios de vez en cuando en nuestros actos cotidianos nos hará salir del automatismo y percibir momentos especiales. Cambia de ruta al volver del trabajo, cocina una nueva receta, tómate un café en ese bar en el que nunca has entrado… Seguro que descubres novedades que te permitirán gozar de un instante de felicidad.

Practica la gratitud

 

Cuando identifiques un pequeño placer, tómate unos instantes para sentirte agradecido, eso hará que lo disfrutes más intensamente y que estés abierto a encontrar más situaciones de alegría.

Permite que los pequeños placeres se reflejen en tu cara y sonríe sin complejos.

FELIZ día del libro.

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.