¿Ya has dejado el gimnasio? No a la procrastinación

Que levante la mano la que haya conseguido mantener alguno de sus buenos propósitos de año nuevo. Ya ha pasado un mes y medio desde que empezó 2019 y todas las buenas intenciones se van quedando en la cuneta o, al menos, las mías. ¿Por qué, zeñóoo? ¿Por qué es tan difícil hacer las cosas bien y mantener la motivación?

Bueno… qué, ¿has dejado de ir ya al gimnasio? No a la procrastinación - Blog Pequeños Placeres

Por mucho entusiasmo que le pongamos a hacer dieta, aprender nuevos conocimientos, hacer más ejercicio, mejorar el rendimiento en el trabajo… es muy fácil perdernos por el camino.

Para las amantes de las listas

Si quieres lograr nuevos retos hay que ser realista con los objetivos para poder llevarlos a cabo con eficacia. Aquí van algunos consejitos que voy a aplicar conmigo misma a ver si consigo algo de lo que me he propuesto este año. Lo comparto con vosotras por si os puede resultar útil.

  1. Elabora una lista de tus objetivos de forma precisa y con una meta tangible y fácilmente alcanzable (la paz mundial y tener el cuerpo de las instagramers no valen).
  2. Explica por qué quieres alcanzarlos, qué emociones te harán sentir o cómo mejorarán tu salud, tus relaciones sociales, tus ingresos o tu bienestar físico o mental.
  3. Concreta tus objetivos asignándoles un horario a los pasos que te llevarán a alcanzarlos. Por ejemplo: quiero comer más sano y para ello sé que tengo que dedicar tiempo para preparar la comida, así que me dejo un día en semana para hacer varias comidas para el resto de días. (A esto se le llama ahora Batch cooking) Cuanto más específico sea, más fácil será ponerlo en práctica.
  4. Usa la agenda. Aún no puedo creer lo difícil que me resultaba antes escribir mis cosas, pensaba que estaba estropeando esas páginas tan bonitas con actividades poco cool. Anota las actividades que te llevarán a lograr tu objetivo y ve tachando lo que has cumplido. Prémiate cuando consigas completar alguna de las tareas haciendo algo que te guste: descansar un poquito, leer, tomar una infusión… Compártelo con los demás y explícales tus objetivos y tus planes para reforzar porqué lo estás haciendo.

No te vengas abajo si algún día no cumples lo que te has propuesto o no puedes realizarlo en su totalidad, puedes volver a empezar o hacer más al día siguiente pero no abandones porque así no conseguirás tus propósitos.

No a la procrastinación

Tu cabecita te dirá que lo dejes para otro día, que es demasiado complicado, que no merece la pena, que requiere mucho esfuerzo, que tienes otras cosas mejores que hacer… No la escuches y ponte al lío.

Como todo en la vida, los resultados requieren un tiempo pero ten por seguro que la satisfacción de cumplir aquello que quieres será una gran recompensa.

Laura, CEO de Pequeños Placeres

Bueno… qué, ¿has dejado de ir ya al gimnasio? No a la procrastinación - Blog Pequeños Placeres

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.